Breve guía para combinar postres y té

Además de la tradicional hora el té, cualquier momento es buena para disfrutar de un buen postre y té. Te daremos algunos consejos de cómo combinarlos.

Existen diferentes variedades de té: negro, oolong, pu-erh, verde y blanco, además de algunas infusiones herbales que no incluyen Camellia Sinensis, es decir, hoja de té. Y estos combinan mejor con ciertos tipos de postres para sacar lo mejor de ambos sabores.

Té negro

Este tipo de té es fácil de combinar con postres cítricos, como cheese cake de naranja y tartaletas de limón, así como postres crujientes, como el baklava o de frutos rojos, como la tartaleta de mora. También los postres cremosos quedan perfectamente bien acompañados de una taza de cualquier mezcla de tés negros puros o mezclas como Cacao Miamor, Té al cardamomo o Earl Grey.

Oolong

Este té chino es un buen acompañante para tartaletas y postres frutales como las tartaletas veganas de frutas o tartaletas de manzana o de limón. Los postres con helado o con frutos secos (como el baklava) son un acompañante perfecto para una taza de oolong puro o mezclas como Siddartha o Golden Tea.

Pu-erh

Debido al sabor intenso del té rojo, suele combinarse más con platos fuertes y comidas saladas. Sin embargo, si se combina con postres de chocolate, postres cremosos y los que son muy dulces la experiencia de sabores es increíble. Puedes elegir el pu-erh puro o mezclas como Carmesí, Rojo caléndula o Té de Ana.

Té verde

El limón es un buen complemento de esté te, ya sea puro como el matcha o los tés verdes tradicionales, así como mezclas como Vanillacoco, Moruno, o Verde limón. Y el pastel de matcha con limón es perfecto para este té. El chocolate oscuro también es un buen acompañante, como un brownie, galletas o el pastel de chocolate.

La mezcla de vainilla con té verde también es una buena mezcla. Por la que un helado de vainilla o un postre con este helado te darán una deliciosa experiencia de sabores.

Té blanco

Este té tiene un sabor delicado y suave que funciona perfectamente para acompañar varios de postres, tales como tartaletas de frutas, como las de piña, mora, manzana o limón. También es perfecto para acompañar diferentes tipos de galletas. Entre las mezclas de té blanco que puedes acompañar con dulces sabores están Ocho tesoros, Blanco jazmín o Pera blanca.

La variedad de postres es tan amplia como la de mezclas de té. Estas son solo sugerencias para que disfrutas de la experiencia de sus sabores, aunque puedes experimentar con tus sabores favoritos y descubrir tus cmbinaciones favoritas.