Té Negro

El té negro pasa por un proceso de oxidación completo. Es decir que las hojas de Camellia sinensis se ponen a secar de manera artificial hasta oxidarse o fermentarse. En ese proceso químico se obtiene cafeína (considerablemente menor a la del café).

Mostrando los 7 resultados