Rooibos y flores: una dulce mezcla

Si lo tuyo son las infusiones dulces y sin cafeína, ¡estas mezclas de rooibos con flores son perfectas para ti!

El rooibos, esta maravillosa planta originaria de Sudáfrica, tiene propiedades nutritivas y relajantes. Su sabor tiende a ser dulce y no contiene cafeína. Es muy versátil para hacer mezclas de infusiones, por lo que muchas veces se utiliza como sustituto de las hojas de té.

Existen dos tipos: el verde, que es secado de forma natural; y el rojo, que es puesto a secar por medio de un proceso de oxidación. Es muy recomendable para niños, ya que aporta muchos nutrientes y mejora sus defensas.

En Caravasar tenemos dos mezclas de rooibos con flores, que tienen un sabor dulce y frutal.

Fox Trot

Esta mezcla está elaborada con una base de rooibos rojo y mezcla el sabor de este árbol rojo de Sudáfrica con los de las flores y hierbas de Guatemala en sus componentes. Tiene un gusto dulce y un efecto relajante, diurético y digestivo. Es muy aromático, por lo que es perfecto para beberlo con un postre, un buen libro o una buena conversación. Puede ser consumido por niños y mujeres embarazadas, sin ningún efecto negativo.

Caravasar té Guatemala foxtrot

Frutos rojos

El favorito de muchos, por su tono rojizo y su sabor frutal. Una mezcla de flores, hierbas y frutas como la fresa y el sauco. Tiene un gusto dulce al paladar y efectos diurético y relajante. Además, aporta una cantidad importante de vitamina C al organismo. Es una bebida refrescante que puede beberse tanto fría como caliente.

Existen muchas opciones de infusiones utilizando el rooibos como base. Incluso, puedes llevarte a casa el rooibos puro y mezclarlo con las flores que desees para hacer tu propia infusión. ¿Con qué flores te gustaría probarlo?

 

Deja un comentario